Sonrisas que aceleran el corazón de Ultradent

Por tres décadas, Ultradent ha reportado un continuo y exitoso crecimiento. Pero para su fundador, el Dr.Dan Fischer, el desarrollo económico de la empresa debe servir como puente y  propósito para causas más nobles que una elemental acumulación de fortuna.

Solo en el 2019, por ejemplo, Ultradent atendió 1.472 solicitudes de productos para causas humanitarias alrededor del planeta, en lo que equivale a una donación total de 1 millón de dólares, solo el año pasado.

 

Desde Honduras hasta Uganda y desde Iraq hasta Camboya, Ultradent se ha encargado por muchos años de poner una sonrisa en el rostro de muchas personas a quienes les faltaban razones para sonreír. Sabemos que la odontología es una disciplina clínica que cambia vidas a diario y, en ese proceso, queremos impactar positivamente también las vidas de muchos que, por diferentes razones, no tienen acceso a una adecuada atención odontológica.

A nivel internacional, misiones médicas, fundaciones y diferentes causas sociales han encontrado en Ultradent un aliado para sus labores filantrópicas brindando servicios de odontología a comunidades remotas y en condiciones económicas precarias.

Muchos de estos pacientes a los que hemos llegado por medio de voluntarios alrededor del mundo, no habían sido atendidos por un odontólogo en los años que tienen de vida. Para otros, la oportunidad de ser vistos y tratados por un dentista es simultáneamente un recordatorio de la posibilidad de reincorporarse a la sociedad de la que fueron tácitamente expulsados, en muchos casos a corta edad. En Honduras, por ejemplo, nuestras misiones llegaron solo el año pasado a 1.741 personas, entre ellas jóvenes y adolescentes que abandonaron su participación en pandillas criminales.

En muchos de estos casos, unos cuantos odontólogos y la voluntad de ayudar a los olvidados, es todo lo que se necesita para devolverle la sonrisa a cientos de personas que en su cotidianidad tienen más razones diarias para preocuparse por su próxima comida que por sonreír.

 

En República Dominicana, con un grupo de 8 odontólogos estadounidenses, 2 higienistas y dos médicos generales, alcanzamos a proveer servicios médicos y dentales a 1.019 personas. En Sonora, México, tratamos a 413 niños con cientos de restauraciones de resina y barniz de flúor Enamelast con la ayuda de estudiantes de odontología. En Felipillo, Panamá, atendimos 1.001 pacientes, realizamos 1.001 profilaxis y aplicamos 3.062 sellantes con un costo total de $122. 185 dólares.

Las voces de agradecimiento nos motivan como compañía para recordar en nuestra diaria labor que cada producto en cuya creación Ultradent invierte meses, y a veces años de investigación y fondos, es un producto que más allá de ganar premios de la industria y obtener el reconocimiento de los odontólogos del mundo, tendrá también la posibilidad de generar un recuerdo grato en esos adultos del mañana a los que hoy servimos como niños.

“En una pequeña y remota aldea en Guatemala, llamada Cerro de Oro, atendimos a 40 niños a los que pude llegar en el platón de una camioneta” – nos cuenta el Dr. Mark Stapleton de su servicio en el país centroamericano.

“La fundación Hope for Guatemala realizó tratamientos a 76 pacientes. Por favor pasen la voz para dejarle saber a su equipo de Ultradent que su ayuda es importante para nosotros” – nos escribió el doctor Doug Worful, compartiendo imágenes de los alegres niños que fueron tratados.

Además de nuestra fundación “Diversity” mediante la que hemos contribuido financieramente en los procesos universitarios de más de 59 graduados y 63 estudiantes en curso, desarrollamos donaciones paralelas a instituciones locales que operan internacionalmente. En 2019, por ejemplo,  Ultradent donó $453.00 dólares en productos de blanqueamiento a la fundación Crown Council/Smiles for Life, que cuenta con más de 1.200 odontólogos vinculados prestando sus servicios a los menos favorecidos en Estados Unidos, Canadá y alrededor del mundo.

Nuestro éxito en la industria dental es simultáneamente nuestro estímulo para servir. Lo que muchos de nosotros consideramos parte de nuestra normalidad, es para una enorme cifra de la población mundial un privilegio imaginable solo en sueños: servicio de electricidad, agua potable, una cama para dormir o una visita al odontólogo. El dolor que eso nos produce es la motivación para enfocar nuestro talento y recursos en aportar un granito de arena al bienestar de esas personas para quienes la vida es una diaria misión desde los primeros años de su infancia.

En un mundo en el que tantos tienen las manos abiertas para recibir, queremos abrir las nuestras para dar. Porque muchas más veces que pocas, lo que para nosotros es una pequeña ayuda, para quienes lo reciben es una memoria eterna.

Más información sobre la labor humanitaria de Ultradent.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s