Manejo de tejidos para odontología restauradora

Introducción

El manejo de los tejidos blandos durante los procedimientos de restauración a menudo no se discute, pero puede tener un efecto profundo en el éxito a largo plazo de un caso. Dado que muchos materiales dentales tienen un componente a base de resina para el procedimiento (adhesivo, compuesto o cemento), es imperativo mantener el campo de trabajo libre de contaminación de la sangre o la saliva para garantizar un resultado óptimo. Los procedimientos de grabado ácido (grabado total), la colocación de bandas de matriz para la restauración de un compuesto de Clase II o la inserción de un cordón o hilo de retracción en el surco gingival para hacer una impresión maestra son solo algunos de los procedimientos dentales que pueden provocar sangrado, incluso cuando los tejidos gingivales parecen estar sanos.

Este artículo explorará varias situaciones clínicas donde es necesario controlar la contaminación (es decir, el sangrado y el fluido intracrevicular) y presentará diferentes técnicas para ayudar a garantizar un campo de operación seco durante la colocación de restauraciones dentales directas / indirectas y al tomar impresiones maestras.

 

La técnica de 2 hilos para la toma de impresión indirecta

Una técnica de impresión de 2 hilos es una forma extremadamente predecible de capturar impresiones maestras de calidad para restauraciones de cobertura total (circuncoronal) y de cobertura parcial con márgenes intracreviculares o equicreaviculares (en el margen gingival libre). Para esta técnica, se coloca un hilo de pequeño diámetro en la base del surco y un hilo de mayor diámetro se coloca al nivel del margen restaurador. Recuerde, la impresión maestra debe capturar no solo el margen completo, sino también aproximadamente 0,5 mm de la superficie del diente / raíz apical al margen. El objetivo de la retracción es crear un espacio en el que inyectar material de impresión de cuerpo ligero alrededor de la preparación (Figuras 1 a 4).

 

 

El hilo Ultrapak está fabricado 100% en algodón, tejido en miles de lazos diminutos para formar largas cadenas entrelazadas Este exclusivo diseño tejido ejerce una fuerza suave y continua hacia el exterior después de su colocación, ya que los lazos tejidos buscan expandirse.

 

Láseres de diodo: una herramienta esencial en el manejo de tejidos blandos

Los láseres de diodo se utilizan como un complemento eficaz para el manejo de los tejidos gingivales en muchas áreas de la odontología restauradora. Antes del desarrollo de los láseres de diodo, la electrocirugía se había utilizado exclusivamente para algunas de las mismas aplicaciones de manejo de tejidos blandos y también en muchas prácticas dentales. Si bien la electrocirugía puede extirpar una gran cantidad de tejido rápidamente, puede causar una gran cantidad de daño tisular (necrosis). Además, los dispositivos de electrocirugía no pueden usarse de manera segura alrededor de restauraciones dentales metálicas o implantes dentales y están estrictamente contraindicados. La principal objeción que los médicos han tenido en el pasado al usar muchas de las tecnologías de diodo más antiguas es que son lentas. Como resultado, estos dispositivos se usan normalmente en modo continuo para cortar más rápido, pero la salida constante de la energía del láser puede provocar más daño en los tejidos (necrosis). Es importante que el médico comprenda a fondo los matices de los tejidos periodontales (encía adherida frente a mucosa móvil, tejido queratinizado frente a tejido no queratinizado, biotipo de tejido blando y posición del hueso de la cresta alveolar en relación con la posición del margen restaurador), antes de realizar cualquier procedimiento con láser. Los objetivos clínicos son un mejor control del corte y un menor daño al tejido periférico a medida que los avances en tecnología se incorporan a los láseres de diodo más nuevos en el mercado dental.1

 

La última tecnología en láseres de diodo

 Uno de los primeros de esta generación de láseres de diodo de súper pulso, diseñados específicamente para odontología, es el láser de diodo de longitud de onda dual Gemini 810 + 980 (Ultradent Products). Los láseres de diodo actuales tienen longitudes de onda de 810 nm o 980 nm. Los cromóforos a los que se dirigen estos fotones láseres en el tejido son la hemoglobina (pigmento) y el agua. Los diodos de longitud de onda de 810 nm son mejores para la coagulación (hemostasia), mientras que los diodos de longitud de onda de 910 nm son mejores para la ablación (corte) de tejido. El Gemini combina longitudes de onda de 810 nm y 980 nm en una unidad para mejorar el rendimiento de la coagulación y la ablación por encima de los láseres de diodos dentales anteriores. Sin embargo, una diferencia importante que se observa al combinar longitudes de onda en una unidad es la capacidad de lograr 20 W de potencia máxima en un ciclo de trabajo extremadamente corto. Como resultado, la cantidad de relajación térmica que se produce entre los pulsos de la energía del láser permite que el tejido blando se enfríe hasta tal punto que el daño del tejido (necrosis) se reduce drásticamente. Se pueden hacer cortes más limpios (sin carbonización), lo que resulta en una curación más rápida y menos molestias para el paciente. El grado de daño térmico colateral puede disminuir en un factor de aproximadamente 2 a 3 veces cuando se usa un láser súper pulsado en lugar de un láser de diodo tradicional usado en modo continuo.

 

La longitud de onda Dual de GEMINI y la potencia máxima de 20W con la tecnología superpulsed aseguran un corte rápido, fácil y efectivo a un costo accesible para todos.

 

Conclusiones

El manejo de los tejidos gingivales, o la falta de estos, durante los procedimientos de restauración dental de rutina puede tener una profunda influencia sobre los resultados clínicos de los casos. Con los modernos materiales de restauración que requieren un control absoluto de la posición gingival y la capacidad de eliminar la hemorragia en el área operatoria, un láser de diodo es una herramienta esencial para simplificar el procedimiento y lograr estos objetivos. La tecnología de superculso es el último paso en la evolución de los láseres de diodo, que permite interacciones más precisas y menos traumáticas con los tejidos gingivales. Para las aplicaciones en odontología restauradora discutidas anteriormente, esto representa un gran avance en la tecnología de láser dental y el manejo de tejidos blandos.

Más información sobre el hilo retractor UltraPak de Ultradent

Más información sobre el láser de diodo Gemini de Ultradent

 


 

Artículo original escrito por Dr. Robert A. Lowe en www.DentistryToday.com 

 

REFERENCIAS

  1. Goharkhay K, Moritz A, Wilder-Smith P, et al. Effects on oral soft tissue produced by a diode laser in vitro. Lasers Surg Med. 1999;25:401-406.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s