Desmitificando tendencias caseras de blanqueamiento: carbón activado, enjuagues de aceite, y jugo de limón con bicarbonato de sodio.

Navegando en sus redes sociales, sin duda se habrá topado con una o varias de las tendencias, trucos y recetas para conseguir “blanquear los dientes en casa” de una manera fácil y rápida.

Hemos invitado a la odontóloga estética Dra. Jaimeé Morgan a discutir algunos de estos populares remedios caseros para blanquear los dientes, para saber cuáles funcionan, cuáles son seguros y cuales deberíamos evitar.

1: Cepillado con carbón activado

Cepillarse los dientes con carbon activado deja un desorden terrible. Pero ¿funciona?

Dra. Jaimeé Morgan: “Mi gran pregunta es ‘¿por qué?’. No hay ninguna ciencia que demuestre que cepillarnos los dientes con carbón activado sea mejor, más seguro y más efectivo que con pasta dental. Adicionalmente, es un problema ampliamente conocido entre odontólogos que al cepillarse los dientes con carbón activado quedan residuos en los márgenes gingivales. Entonces, mis higienistas tienen que rasparlo y sacarlo de las encías del paciente. ¡Y es muy difícil de sacar!  De hecho, la gerente de mi oficina y mi higienista probaron cepillarse con carbón activado ellas mismas y los resultados no fueron muy buenos, por decir poco. Incluso, utilizamos un indicador de placa luego de que una de ellas se cepillara con pasta de carbón para ver qué tan efectivo era, pero las fotos hablan por sí solas”:

Como puede ver, luego de cepillarse los dientes con carbón activado y de enjuagar, el residuo del carbón que es muy difícil de remover queda depositado en los márgenes gingivales del paciente y en sus dientes. Dr. Morgan aplicó un indicador de placa en los dientes del paciente luego de enjuagar para ver la efectividad del carbón. El residuo color morado indica placa restante en los dientes del paciente.

La única sustancia comprobada que realmente blanquea el esmalte del diente es el peróxido- ambos peróxidos de hidrógeno y peróxido de carbamida. Aunque la abrasividad del carbón puede ayudar a eliminar las manchas existentes, no puede realmente cambiar el color del diente. De hecho, los pacientes que cepillan sus dientes con carbón corren el riesgo de desgastar el esmalte demasiado -algo que no se puede reparar una vez el daño está hecho-. Además, muchas personas que se cepillan con carbón activado pueden experimentar una especie de ilusión de que sus dientes son en realidad más blancos debido al contraste del residuo de carbón negro. Este contraste, comparado con utilizar un pintalabios rojo vibrante que hace que los dientes se vean más blancos, es un simple truco que el color de la sustancia juega en el ojo cuando es puesto al lado del diente. Omita el carbón y vaya directamente a utilizar pastas de dientes de abrasión suave como la Opalescence® Whitening Toothpaste, que remueve manchas superficiales sin dañar o rayar el esmalte, junto con el sistema de blanqueamiento profesional Opalescence® Boost en consultorio o Opalescence Go para llevar a casa ¡para resultados garantizados!

2: Blanqueamiento dental con enjuagues de aceite

Enjuagarse los dientes con aceite de coco durante 20 minutos se ha convertido en una moda para blanquear los dientes. Dr. Jaimeé Morgan desmitifica esto.

Dra. Jaimeé Morgan: “Algunos han promocionado los enjuagues con aceite de coco en la boca durante un período prolongado de tiempo como un medio para matar las bacterias, eliminar la placa, refrescar el aliento y blanquear los dientes. ¡Pero toma 20 minutos! ¿Cómo se supone que la gente haga caber esto en sus apretadas agendas? Es mucho más fácil y rápido cepillarse los dientes por tres minutos, lo que, de todas maneras, es mucho más efectivo. Además, si se supone que el enjuague con aceite blanquea los dientes y elimina la placa, ¿no debería ser eficaz para eliminar las manchas restantes del experimento con carbón activado, así como el indicador de placa y la misma placa? Lo intentamos, y después de cepillar con carbón activado, aplicar el indicador de placa y extraer el aceite, las manchas, la placa y el residuo de carbón todavía estaban presentes en la línea de la encía. Un cepillo de dientes y una buena pasta de dientes como Opalescence Whitening Toothpaste habrían hecho un mejor trabajo”.

La milenaria práctica ayurvédica de enjuagar la boca con aceite es en teoría útil para limpiar los dientes y las encías de bacteria al aferrarse a las membranas celulares en la boca y cuando se desechan (o se escupe), se afirma que las bacterias malas en la boca se van por el desagüe junto con el aceite. Se dice que también blanquea los dientes, mejora el mal aliento, reduce dolores de cabeza, mejora la piel, y aumenta la energía. Suena mágico, ¿verdad? Pero ¿funciona? Bueno, la verdad es que… no sabemos. No hay información o datos que lo comprueben o lo desmientan. Todos los supuestos beneficios son apoyados por evidencia puramente anecdótica. Por el contrario, hay bastante información y estudios que apoyan el hecho de que cepillarse los dientes y usar seda dental regularmente, visitar al dentista y blanquearse los dientes con supervisión de un experto, con tratamientos blanqueadores profesionales como Opalescence Boost en oficina o el blanqueamiento Opalescence Go para llevar a casa, son métodos no solo efectivos sino también seguros.  ¿Para qué perder el tiempo con métodos que no han sido comprobados cuando puede quedarse con lo que la ciencia nos ha probado que realmente funciona?

3: Cepillarse con jugo de limón y bicarbonato de sodio

 

Dra. Morgan advierte en contra del uso del bicarbonato de sodio con el jugo de limón, puesto que puede dañar el esmalte si el pH no está correctamente balanceado.

Dra. Jaimeé Morgan: “El bicarbonato de sodio es básico, el jugo de limón es ácido, y mezclados de manera apropiada pueden neutralizarse el uno al otro. Sin embargo, existe un gran riesgo de que, si no están mezclados de manera apropiada, el ácido del limón puede dañar el esmalte del diente o la abrasividad del bicarbonato de sodio podría afectar el esmalte. Para pacientes a los que les gusta la propiedad de anular olores del bicarbonato de sodio, les recomendaría mezclarlo con agua y hacer enjuagues en vez de cepillarse con este.” Para enseñar el peligro de exponer los dientes a jugo del limón, Dr. Morgan compartió con nosotros una imagen de un paciente suyo al que le gusta “chupar” limón constantemente.

 

Este paciente experimentó un daño significativo en el esmalte ¡como resultado de este hábito! Cepillarse con una mezcla casera de bicarbonato de sodio con jugo de limón puede resultar no solo en el daño del esmalte, sino también puede ocasionar sensibilidad y deterioro del diente debido a que el ácido estimula un pH dentro de la boca que fomenta el crecimiento de bacterias. ¡Recomendamos que esta tendencia no sea utilizada! Seguro, el bicarbonato de sodio puede ser inofensivo, pero utilizar una pasta dental con un refrescante sabor a menta como Opalescence Whitening Toothpaste seguro sabe y funciona mucho mejor. La meta es mejorar su salud dental, ¡no deteriorarla!

La conclusión:

Dra. Morgan recomienda olvidarse de estas tendencias caseras para blanquear los dientes y simplemente cepillarse los dientes con Opalescence Whitening Toothpaste. En vez de arriesgarse a dañar el esmalte, Dr. Morgan le recomienda a sus pacientes cepillarse con la pasta dental Opalescence ¡para obtener resultados brillantes!

Para más información sobre tratamientos blanqueadores saludables y profesionales, visite Opalescence.com/la

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s