Grandes y chicos aceptan el reto Enamelast

Si un niño pasa una prueba de sabor sin quejarse, la prueba ha sido todo un éxito. Así resultó el test realizado a un grupo de menores y adultos con el barniz fluorado Enamelast, quienes aceptaron el reto de probar Enamelast en sus dientes para luego registrar sus reacciones. ¿El resultado? ¡Delicioso!

Según la prueba, hablar de tratamientos con flúor es recordar sabores y texturas desagradables, al menos en el caso de los adultos. “Cuando pienso en tratamientos de flúor, pienso en un tiempo atrás cuando era un niño y tenía que hacer enjuagues con esa cosa y era súper asqueroso” dijo uno de los participantes en este reto.

“La última vez que tuve que hacerlo, tenía un sabor medio repugnante”; “era medio arenoso” fueron los comentarios de dos participantes.

Una vez administrado el barniz fluorado Enamelast en los adultos, los resultados fueron increíbles. Luego de haberlos oído indicar que los únicos recuerdos que tenían de tratamientos con flúor eran de malos sabores y texturas desagradables, verlos reaccionar de manera agradable y positiva después de probar Enamelast fue muy divertido.

“Se está adhiriendo a mis dientes y no se sale” fue uno de los comentarios. “De hecho sabe muy bien” dijo otra de las participantes. “No siento molestia en los dientes para nada. Se siente muy natural” fue otra conclusión.

En cuanto a los niños, no tener un referente comparativo en cuanto a tratamientos de flúor en el pasado hizo esta prueba aún más interesante. Sin prejuicio alguno, los pequeños probaron el barniz fluorado Enamelast y fueron muy honestos expresando sus opiniones:

“Se siente bien y es suave”; “es realmente suave y huele muy bien”; “siento mis dientes muy limpios”; sabe a frutos rojos”; “sabe a chicle” fueron algunas de las observaciones de los pequeños, quienes participaron animadamente en la prueba.

Enamelast tiene una textura suave y no granulada que deja los dientes con una sensación natural (logrando un cumplimiento a largo plazo y máxima liberación de fluoruro de sodio). La liberación y consumo de flúor superiores acompañan la gran variedad de sabores que Enamelast ofrece

Enamelast hace todo lo que debería hacer: se adhiere a los dientes, sabe delicioso, ¡y no hace parecer que el paciente tuviera algo atascado entre los dientes!”

El barniz de flúor Enamelast está saborizado y endulzado con xilitol, y lleva un 5% de fluoruro de sodio en un vehículo de resina. Su fórmula exclusiva, elaborada con un agente patentado de aumento de la adhesión para mejorar la retención, ofrece una liberación y un consumo de flúor superiores. Disponible con aplicación en jeringa en sabor Walterberry® y en monodosis en sabores Walterberry, Orange Cream, Cool Mint y Bubble Gum.

“Los tratamientos de flúor -desde la manera como los administramos, hasta su efectividad, su sabor y como se ven y se sienten- han tenido un cambio histórico increíble” comenta la Higienista Dental Clínica de Ultradent Carol Jent.

Jent asegura que con el barniz fluorado Enamelast se ha llegado finalmente a un punto balanceado – un barniz de excelente sabor, fácil de aplicar y que ha demostrado una excelente retención en el diente.

 


1. Datos en archivo. 2. Schemerhorn BR. Sound enamel fluoride uptake from a fluoride varnish. 2013. Datos en archivo. 3. Datos en archivo. *No es marca registrada de Ultradent Products, Inc.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s