4 Puntos a Considerar al Elegir un Composite de Calidad

La demanda de odontología estética de alta calidad nunca ha sido mayor que ahora, en la era de las selfies, de las cámaras de alta definición y de las redes sociales. Para los odontólogos, un factor decisivo entre el éxito y el fracaso de su trabajo es la calidad del composite que eligen para utilizar en sus pacientes. Con tantas opciones en el mercado, aquí les proporcionamos cuatro atributos que todos los odontólogos deberían exigirle a su composite para garantizar la estética, el desempeño y la calidad, y asegurar la satisfacción del paciente. Sí, ES posible tener todo eso en un composite.

  1. Manipulación / Control

 

Los clínicos deberían buscar una resina compuesta que pueda manipularse fácilmente y que al mismo tiempo  mantenga su forma. No debería desplomarse, rasgarse, desgarrarse, encogerse ni pegarse a los instrumentos – Cuando esto sucede, se pierde un tiempo valioso en la restauración. Los composites que pueden separarse con suavidad son fáciles de colocar en capas y tienen un amplio tiempo de trabajo, proporcionando un alto nivel de control y permitiendo al clínico trabajar más eficientemente en la tarea que tenga entre manos.

  1. Rango de Tonos, Opacidades y Translucidez

Forma_Shades final
Los 28 tonos de FORMA, incluyendo Dentina (D), Esmalte (E), Cuerpo (B), y 2 tonos de efecto.

La estética es el punto más importante para los pacientes cuando se trata listar el grado de satisfacción con un tratamiento dental. En un composite, la estética está determinada por el rango de tonos que ofrece el producto para que el dentista trabaje. El rango de opciones determina que tan realista, detallado y estético será el resultado final, ya que la dentición varía de persona a persona. Idealmente, el composite elegido por el odontólogo debe ofrecer tonos opacos (dentina) que definirán naturalmente el tinte y la intensidad de la restauración. Debería haber también una selección de tonos translúcidos (esmalte) que determinen el valor o la luminosidad general.

La nueva resina nanohíbrida FORMA va más allá, con un rango de tonos Body (de cuerpo) que ofrecen una translucidez intermedia para un efecto camaleón, permitiendo a los clínicos utilizar un solo tono en restauraciones que normalmente requerirían una combinación de tonos Dentina y Esmalte. Esta técnica se llama One Step Color (color en un sólo paso).

Al crear una restauración, la combinación de la opacidad del tono dentina con la translucidez del tono de esmalte produce un efecto que realmente replica las propiedades ópticas observadas en la dentición que la rodea. Sea que se utilice un sólo tono Body o que se requieran múltiples tonalidades para una restauración compleja, el composite FORMA ofrece diversas opciones de tonalidades para producir resultados predecibles y realistas.

  1. Durabilidad / Longevidad

 

El rango de durabilidad en las marcas de composite disponibles en el mercado varía ampliamente. Es por esto que los odontólogos deben efectuar un escrutinio extremo y hacer su propia investigación cuando se trate de elegir un composite de calidad. Idealmente, los clínicos deberían buscar un composite que posea altos valores en retención de brillo, en dureza y en resistencia a la compresión y a la flexión. Los valores bajos son mejores para la contracción del volumen y la tasa de desgaste. Sí, los composites de mayor calidad pueden ser un poco más costosos inicialmente, pero se pagarán con creces a largo plazo con menos tiempo de sillón y menor cantidad de restauraciones falladas y repetidas.

Consejo Profesional: además de un composite de calidad, una fotopolimerización minuciosa también contribuye mucho a la longevidad de la restauración. Invertir en una lámpara de fotopolimerización de calidad, como la lámpara VALO de Ultradent, que fotopolimeriza a todos los fotoiniciadores sin importar en que parte de la boca estén localizados, ¡ayuda a garantizar la durabilidad y longevidad de la restauración!

  1. Versatilidad

 

Gracias a avances importantes en la investigación de las resinas compuestas dentales, los odontólogos pueden adquirir ahora composites que utilizan tecnología nanohíbrida que permite que el composite se desempeñe bien en cualquier tipo de caso, ya sean en restauraciones anteriores o posteriores.  Los composites nanohíbridos contienen partículas de múltiples tamaños, lo que combina los beneficios de las resinas compuestas de micro relleno (que poseen partículas pequeñas para generar alto brillo pero les falta fuerza) con las partículas más grandes de los composites híbridos (que ofrecen buena fuerza pero un acabado mate, menos pulible.). Esto permite que los composites nanohíbridos cumplan con las exigencias de estética, de durabilidad y de pulido. La fórmula nanohíbrida de FORMA contiene partículas de relleno compuestas de zirconia-cerámica de vidrio. El balance optimizado de las partículas de nano relleno produce una superficie suave y brillante, y contribuye con propiedades mecánicas que se desempeñan mejor en restauraciones que deban soportar gran estrés.

Forma 2 2017

 


*casos clínicos gentilmente compartidos por los Dres. Rony Rivera (El Salvador) y Rafael Calixto (Brasil)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s